Un cordel de diez mil kilómetros de longitud

Tuve la suerte de conocer al artista uruguayo Rodolfo Torres hace varios años. Tenia de él las referencias que me había dado Antoni Miró en una de nuestras largas conversaciones nocturnas en su estudio del Mas Sopalmo, cerca de Alcoi. Cuando le preguntaba por sus exposiciones en Uruguay, de la difusión de su obra en aquellas latitudes y de cómo habia iniciado esa amistad tan entrañable en el hemisferio sur, me hablaba del famoso «Gaucho» de Santa Lucía, de una larga relación epistolar, de intercambio de obras y del famoso «mail art» que tan de moda se puso hace décadas entre los artistas para conocerse, exponer en otros ámbitos y romper barreras comerciales y que, en este caso, les llevó a una profunda amistad personal además de artística.

Me sorprendió que no se conocieran personalmente, que nunca hubiesen coincidido pero que hablará de él con gran familiaridad y, ante mi extrañeza, me mostró un par de cajas repletas de cartas, escritas a mano, (las recibidas en España de puño y letra de Rodolfo) producto de una extensa correspondencia de dos largas décadas y propia de otro siglo por su profusión. Imaginaba otro tanto escrito por Antoni Miró en poder del «Gaucho» santalucense.

Como colaborador de Miró, realizando audiovisuales de su trabajo, dando difusión a sus exposiciones y actos en las redes, me puse en contacto con Rodolfo Torres para coordinar todo lo que se organizaba en Uruguay y que tuviese un reflejo mediático también aqui en España. Además de coincidir en nuestros apellidos y en la amistad y admiración hacia el artista alcoyano (ya teniamos nuestros primeros «puentes y cordeles» tendidos) de inmediato también comenzamos a intercambiar información de todo tipo de acá para allá y viceversa. Pronto descubrí a un auténtico dinamizador cultural que recogía cada idea lanzada y miraba el modo de poder aplicarlo en su entorno. Conocí la gran actividad de los Tendales, de las exposiciones en el Vivero Montes, en Quinta Capurro, en escenarios impensables y olvidados en el ordenado y estructurado mundo cultural europeo; los veranos (inviernos aqui en España) de una gran actividad que les llevaba hasta Piriápolis y otros lugares y de cómo el arte y los artistas rompen barreras cuando no hay galerías o salas cercanas para mostrar sus obras.

El siguiente paso fué el anuncio que nos hacía Rodolfo de visitar España y, por supuesto, Alcoi y el estudio de Miró. Era el momento de hacer realidad el encuentro (aunque éste ya se habia producido, sobre papel y tinta, muchos años antes). Fue en octubre de 2017. Llegó de noche a Alicante desde Madrid y ya le esperábamos Antoni Miró, su mujer Sofia y yo. Saludos, un gran abrazo y mucha emoción. A ese instante responde la fotografía situada unas lineas más arriba y que tuve el placer de realizar. Era el primer viaje del artista santalucense a tierras valencianas. Con el tiempo se repetiría la grata experiencia. Tras unos días de estancia en el Mas Sopalmo, me ofrecí a acompañarlo por los diferentes rincones de la geografía valenciana, además de visitar museos, monumentos y de mostrarle paisajes que pronto descubrí inusuales para un visitante uruguayo, sobre todo, por muchos de nuestros pueblos, tan distintos (apiñados en las rocas y valles) y de las montañas, ya que la propia autovía del puerto de Albaida, con 600 metros, supera el cerro más alto de Uruguay. Atravesamos provincia y comarcas y me preguntaba sin cesar por la antiguedad de aquella torre o del castillo, sorprendido por los siglos que nos rodeaban.

Me convertí en el acompañante privilegiado de un creador y gran activista cultural y, conversando, descubrí las semejanzas de ambos artistas, tan próximos en edad: al igual que Miró, Torres comenzó muy pronto su vocación, autodidacta pero firme, y también fundó un grupo artístico, promovía actos y exposiciones y encuentros de todo tipo, no sólo propias sino también de otros autores, donde la música, la lectura y el arte confluyen, como suele suceder en Alcoi. También les une, a ambos artistas, una permanente curiosidad por las cosas nuevas y el interés por lo que vendrá. En nuestras rutas hablamos de pintura, cultura, política, de economía y transformación, de paisajes y de ecología y hasta de gastronomía, y recorrimos muchos kilómetros visitando diversas localidades y ciudades en lo que nos permitió el tiempo en aquellas semanas.

Con su pequeña cámara siempre en la mano iba fotografiando todo lo que encontraba a su paso: «me van a preguntar en Santa Lucía por lo que he visitado» me decía. En Valencia no dejamos espacio cultural por ver y recorrer. Hasta el balcón de la casa consistorial, de su Ayuntamiento, donde le pude hacer esta instantánea fotografiando una plaza entonces con circulación y hoy peatonal. Y, al hacer de guía de mis espacios cotidianos, con las preguntas de Rodolfo, aprendí a volver a reconocer los lugares, bajo su visión, que -por habituales- no apreciaba en todo su valor. Coincidimos con músicos y festivales, con Joan Blau y sus magistrales actuaciones en Benimaclet, en el escenario y fuera de él. Rodolfo Torres fotografió cada instante, andando y en los museos, desde obras de Velázquez y Goya hasta graffitis en callejuelas y rincones. Irreligioso como la mayoría de uruguayos (es el país menos cristiano de América Latina) no quiso visitar ningún espacio de culto, por muy antiguo que fuera. Y, entre tanta visita, aún le dió tiempo a crear, a concentrarse y trabajar en sus collages, a conversar con Miró por las noches y, por supuesto, a asistir y presentar una exposición con sus obras en Alcoi bajo el nombre de «L’home que fa en el sud» (el hombre que trabaja en el sur) que recibió una gran acogida en la capital alcoyana.

Sin darnos cuenta, habíamos tendido un puente, una línea sobre otra ya creada, un cordel de diez mil kilómetros de longitud, de más de seis mil millas, que son las que separan Alcoi y València de Santa Lucía, en el Departamento de Canelones, en Uruguay.

Volvió al sur y prometió nueva visita y, ésta, al año siguiente, ya la organizamos con varias exposiciones de sus obras por diversas comarcas valencianas. Viajamos al Museo de Títeres de Albaida (donde tiene obra expuesta) y lugares que muchos valencianos ni siquiera conocen y son de obligada visita como Millares, Otos y sus relojes de sol, Carricola y la visita al estudio del pintor Miguel Ferri… En los que amigos y artistas nos ayudaron a buscar espacios para los tendales (gracias Tino Plà y Trini Martínez) recorriendo también los itinerarios de las obras de Miró, desde el Museo de Villafamés a las calles de Altea. Me descubrió la sencillez y fuerza de los tendales, del simple acto de «colgar» las obras en un cordel, con pinzas de tender la ropa, en una calle, plaza o rincón, entre árboles o farolas, pero próximas a la gente. La misma cuerda con la que Miró y el grupo Alcoiart exponia sus obras en el parisino barrio de Montmartre a finales de los años 60. La solución no es nueva, sólo está olvidada y, en este caso, potenciada.

Los collages de Rodolfo Torres recorrieron el País Valenciano y, entre arte y paisaje, aprovechamos para saludar (él) y conocer (yo) a amigos de Santa Lucía que viven aquí en España. Así, ampliamos nuestro recorrido visitando otras ciudades como Gandia, Ontinyent, Alicante, Elche, Castellón y Cuenca que tanto le sorprendió; y Rodolfo seguía tomando centenares de fotografias para mostrar en Santa Lucía. Creo que los amigos de allá ya me conocen como yo a ellos, aunque nos separe esa cuerda de diez mil kilómetros tendida, como les sucedió al «Gaucho» y a Miró durante veinte años o más.

En el camino, tendiendo ese cordel, hablamos e intercambiamos biografias necesarias, como la de Victoriano Pérez, el asturiano pionero de la fotografía en Uruguay, de Joaquín Torres García, de Eusebio Sempere y Juana Francés (tras la visita al MACA) y de otros muchos autores, de llevar allá la idea de los relojes de sol , de Pepe Mujica y sus múltiples discursos, de las papeleras finlandesas que contaminan el rio Uruguay e incluso de Margarita Xirgu. Aprovechamos al máximo las horas para ver cosas y las comidas para probar sabores (preferentemente en las terrazas, «un lujo -decia- que allá no es posible disfrutar»). Reconocía platos de aquí que -comentaba- eran iguales allí con otro nombre o algún que otro ingrediente local cambiado por la necesidad de la latitud: «recuerde, todo es igual o muy parecido, nosotros somos ustedes allá». En casa ya era uno más y nos guisó un escabeche y probó arroces sin rechistar. València lo acogió y allí, a través de Elena, conoció a Rosario, responsable de la Asociación Candombe, con sede en la capital valenciana. Fruto del trabajo conjunto de ambas se ha abierto una vía de relación y colaboración con el artista santalucense y se han realizado varios actos, exponiendo y explicando su obra, realizando talleres y la puesta en marcha de un nuevo proyecto cultural. Mientras tanto, Rodolfo, docente también, ya ha construido en un centro escolar su primer reloj de sol junto a sus alumnos. Ideas que viajan en doble dirección.

En esos diez mil (cercanos) kilómetros de distancia vividos dejo muchas cosas por contar del camino, breve pero muy intenso, en lo personal y artístico (espero que el artista me disculpe por omitirlas). Queda pendiente un tercer viaje del «Gaucho» santalucense a España y una nueva lista de lugares por descubrir. También de un primer viaje personal ahí.

Escribo estas líneas con motivo de la exposición que, estos próximos dias, 12 y 13 de septiembre de 2020, me anuncia Rodolfo -jubilado hace pocos meses- presenta en su ciudad natal. Son sus collages más recientes y él insiste y sigue sin dejar de crear, de producir, de trabajar en su mesa, con su pequeña tijera y su barra de pegar; prosigue sin dejar de sorprendernos con sus líneas, sus espacios, sus figuras, sus colores o la ausencia de ellos. «Cordeles» en el Centro Comercial e industrial de Santa Lucía. Vayan y asistan. Visítenla por mi, por los amigos que estamos aquí y no podemos acudir allá, al final del puente, de ese cordel tendido de diez mil kilómetros de longitud.

Torres, E. (9 de septiembre de 2020). Un cordel de diez mil kilómetros de longitud. Linkedin.

https://www.linkedin.com/pulse/un-cordel-de-diez-mil-kil%25C3%25B3metros-longitud-eduard-torres/?fbclid=IwAR06hUzGFpuIYkH5O-QkIyEFfrmhLG7tenqTCXLxQ-sw8cA4W0SwLBLMAeE

¡Juntas, somos más!

Marouane Abouobaida va redactar hores abans de la seua mort una petició a la direcció del CIE per a denunciar que havia sigut agredit i patia dolors per les lesions

  • CIEs NO exigeix les compareixences del ministre de l’Interior i el delegat de Govern en la Comunitat Valenciana, així com la destitució del director del Centre d’Internament per a Estrangers de València.

 

  • La plataforma demana que la investigació contemple la denúncia que el jove va realitzar abans de la seua defunció, el visionat complet dels enregistraments de les càmeres del centre, i que es tinguen en compte els testimoniatges dels altres interns.

València, 22 de juliol de 2019.- La Marouane Abouobaida, el jove marroquí de 23 anys que va morir el passat 15 de juliol en la cel·la d’aïllament del CIE de València, va redactar una diligència d’informació a l’atenció del director del centre el dia 14 de juliol i, segons consta en el document, la va entregar l’endemà, a les 14.00 hores, tan sols una hora abans de la seua mort, que va succeir a les 15.09 hores. En el text, Abouobaida, que hauria complit 24 anys el passat 20 de juliol, denúncia que no veu per l’ull esquerre i té maldecaps a conseqüència de les lesions per una agressió. A més, indica que ho acompanya amb un informe d’urgències. Aquesta comunicació provaria que els responsables del centre coneixien les precàries condicions físiques i psicològiques en les quals es trobava Marouane i la seua resposta va ser tancar-lo en una cel·la d’aïllament sense vigilància i sense prestar-li l’atenció que ell mateix reclamava.

Així mateix, els seus companys interns en el centre asseguren que estava angoixat i trist des de feia dies. Així ho ha corroborat la tia del jove, Malika, que resideix a Madrid i que el va visitar en Sapadors una setmana abans de la defunció. “Ens va escriure a la seua mare, que viu a Rabat, i a mi perquè ho traguérem d’allí perquè l’estava passant molt mal i no anava a poder aguantar molt més. Em vaig espantar i vaig vindre a València. Quan li vaig veure, em va demanar que parlara amb un advocat i que fera tot el possible per traure’l del CIE”, ha assegurat.

La familiar ha explicat a la Campanya pel Tancament dels CIE i la fi de les deportacions (CIEs NO) que, al Marroc, Marouane es dedicava a fer treballs de soldador i “altres nyaps” després d’acabar els estudis de batxillerat i que va decidir provar sort a Espanya per a ajudar econòmicament la seua mare que és vídua i viu en una situació econòmica precària. El jove va intentar creuar a la península en pastera, però l’embarcació va ser interceptada en el mar i el van traslladar directament al CIE de Sapadors. “La mare de Marouane està destrossada, no menja, no beu, no parla”, ha afegit Malika.

Enregistraments i testimoniatges

D’altra banda, la família del jove ha sol·licitat veure els enregistraments de les càmeres de seguretat de Sapadors perquè dubten de la versió de la Policia, petició que no ha sigut atesa fins al moment.

La mort d’una persona sota tutela de l’Estat no pot i no ha de quedar impune. En aquest sentit, són urgents les compareixences del ministre de l’Interior, Fernando Grande-Marlaska i del delegat de Govern en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, perquè expliquen la causa de la mort de Marouane i quines mesures implementaran per a millorar la seguretat i integritat física i psicològica de les persones internes, així com la destitució del director del CIE de Sapadors, Carlos Llorca Ponce.

Des de CIEs NO, es reitera la necessitat d’una investigació urgent, rigorosa i independent i exigim també que es contemple en aquesta la denúncia que el mateix Marouane va realitzar abans de la seua defunció, el visionat complet dels enregistraments de la seua mort, i que es tinguen en compte els testimoniatges dels testimonis que van presenciar l’agressió que va patir. Demanem així mateix mesurades de reparació per a la mare i germanes del mort.

Finalment, la mort de Marouane, així com la defunció d’altres huit persones des de 2008, en aquestes presons encobertes per a immigrants, vénen a constatar que l’Estat és incapaç de preservar la vida i integritat de les persones internes en els Centres d’Internament per a Estrangers i que, per això, i perquè la seua mera existència forma part de l’entramat del racisme institucional dels Governs europeus, han de tancar-se de forma urgent i permanente.

CIEs NO exigeix la destitució del director de Sapadors per la seua actuació en la mort d’un intern

• La Campanya CIEsNO exigeix que es paralitze l’expulsió de qualsevol persona relacionada amb els fets
• S’exigeix a la Delegació del govern que comunique el decés a la seua família i li preste l’assistència necessària.

València, 17 de juliol de 2019 – La Campanya pel tancament dels Centres d’Internament per a Estrangers i per la fi de les deportacions (CIEs NO) exigeix al delegat del Govern que destituïsca amb caràcter immediat al director del CIE de Sapadors per la seua actuació davant la defunció d’un intern d’origen marroquí dilluns passat. Així mateix, la Campanya CIEs NO exigeix que es garantisca la permanència a València de qualsevol persona relacionada amb els fets. I així, que es paralitze qualsevol procediment tendent a l’expulsió de possibles testimonis d’aquests.

Dilluns passat la Policia Nacional, encarregada de vetlar per la seguretat i integritat dels interns del CIE de Sapadors, va trobar mort a un d’ells. Estava en una cel·la d’aïllament, en la qual va ser tancat després de patir una “pallissa de mort”, segons relaten testimonis. La causa de la defunció l’haurà de determinar l’autòpsia, però resulta inadmissible que una persona, sota custòdia de l’Estat, acabe morint de forma violenta. Les persones tancades en els CIE, persones que no han comés cap delicte, estan sota la tutela de l’Estat i és aquest qui té l’obligació jurídica de garantir la seua integritat física i psicològica. Per tot això, i més enllà de les causes concretes de la mort, que hauran d’esclarir-se en una investigació independent, la primera mesura a prendre és el cessament fulminant del responsable directe del funcionament del centre on van succeir els greus fets, el senyor Carlos Llorca Ponce.

La mort d’aquest jove marroquí en el CIE no és una excepció, sinó una “macabra normalitat”. Aquest jove marroquí és una víctima més de les polítiques migratòries de tancament, repressió i criminalització que es duen a terme al nostre país. Aquesta mort posa en evidència, una vegada més, la urgent necessitat de clausurar definitivament aquestes presons racistes on es tanca a persones a causa d’una sanció administrativa sota condicions que violen els drets humans més fonamentals: nou persones almenys han mort en els CIE o en processos de deportació des de 1987.

La Campanya pel tancament dels CIE i la fi de les deportacions reclama que la investigació que realitza el jutjat concloga amb la determinació de responsabilitats, l’establiment de sancions i l’adopció de mesures que eviten la repetició de situacions semblants. Així, perquè la investigació judicial puga portar-se a terme amb totes les garanties processals es fa necessària la permanència en el territori de qualsevol persona que, de manera directa o indirecta, poguera estar relacionada amb els fets. Per tant, exigim que es paralitze qualsevol intent d’expulsió per a evitar que, com ha succeït en moltes altres ocasions, els procediments judicials acaben arxivant-se perquè les persones implicades han sigut deportades. En el cas de la mort del jove marroquí, existeixen testimoniatges que asseguren que l’intern va rebre una “pallissa de mort” i que va ser reclòs en una cel·la d’aïllament sense rebre l’atenció mèdica deguda. Hores després va aparèixer mort.

Finalment, la Campanya CIEs NO considera prioritari i fonamental que l’Estat assumisca la seua responsabilitat en la defunció del jove i establisca mecanismes de reparació per a la seua família. Fins al moment la ciutadania no coneix si l’administració s’ha posat en contacte amb la família per a comunicar el decés d’un ciutadà d’origen marroquí que es trobava sota la custòdia de l’Estat espanyol. Per tant, exigim a la Delegació del Govern que comunique la defunció a la seua família i que es pose a la seua disposició per a prestar-li l’assistència necessària.

CIES NO EXIGE UNA INVESTIGACIÓN INDEPENDIENTE POR LA MUERTE DEL INTERNO DE ZAPADORES Y CONVOCA A LA CIUDADANÍA A CONCENTRARSE ESTA TARDE PARA EXIGIR EL CIERRE INMEDIATO DEL CIE

·       La Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y el fin de las Deportaciones pide que se esclarezcan las circunstancias del fallecimiento y se depuren responsabilidades.

 

·       La Plataforma insta al President de la Generalitat, la vicepresidenta, el alcalde, representantes políticos, sindicatos, movimientos sociales y a la sociedad a concentrarse esta tarde en la puerta del centro para pedir su clausura.

 

·       Esta mañana se ha denegado la entrada a las diferentes organizaciones de la Plataforma que han intentado visitar el centro para comprobar la situación del resto de personas internas.

 

València, 16 de julio de 2019.- La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros y el fin de las Deportaciones (CIEs NO) exige al Gobierno una investigación urgente, rigurosa e independiente para conocer las circunstancias en las que se produjo la muerte de un interno de 25 años y origen marroquí, en la celda de aislamiento del CIE de Zapadores en la tarde de ayer, lunes 15 de julio, así como que se depuren responsabilidades al respecto.

Por otra parte, CIEs NO convoca a la ciudadanía a concentrarse esta tarde, a las 19.00 horas, en la puerta del complejo de Zapadores e insta a la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de València, que firmaron sendas propuestas para instar al Gobierno a su clausura la pasada legislatura, a poner en práctica su pronunciamiento por el cierre de los CIEs. De esta forma, se hace un especial llamamiento a la asistencia del President de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta Mónica Oltra, el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, así como al resto de representantes institucionales, políticos, sindicales, organizaciones y movimientos sociales.

La Campaña por el cierre de los CIE denuncia esta muerte como resultado del racismo institucional y consecuencia directa de una política migratoria basada en la criminalización, el encierro y la deportación de las personas migrantes. “Son unos hechos gravísimos. La ciudadanía necesita saber cómo se ha producido la muerte de esta persona que se encontraba bajo custodia del Estado español, por ello, convocamos a una movilización masiva por el cierre de estas cárceles racistas que forman parte de las políticas de muerte que los estados europeos practican contra las personas migrantes y a pedir la depuración de responsabilidades por la muerte de este ciudadano marroquí”, ha afirmado Adrián Vives, portavoz de CIEs NO.

Denegación de entrada a las ONG

Asimismo, la Campaña ha intentado visitar esta mañana a las personas internas en Zapadores, tal y como les autoriza un auto del magistrado de instrucción del juzgado número 3 desde el año 2011, pero no les ha sido posible, ya que la Policía Nacional no se lo ha permitido alegando “cuestiones de seguridad”. “Precisamente hace unos días denunciábamos que estaban restringiendo el acceso de las organizaciones al CIE excusándose en las vacaciones de verano del funcionariado y es precisamente ahora, con más internamientos y menos personal, cuando más necesario es el papel de fiscalización y vigilancia de los derechos humanos de las entidades sociales”, ha denunciado el representante de la Plataforma.

CIEs NO tiene conocimiento de que los intentos de suicidio entre los internos son continuos debido al impacto sobre la salud mental del encierro y las condiciones del centro. “Hemos sabido que la semana pasada hubo otro intento de suicidio y también que se liberó a uno de los internos por su grave deterioro psíquico”, ha añadido Vives.

Desde que se abrió el primer CIE y comenzaron a practicarse deportaciones en 1987, al menos nueve personas han fallecido en condiciones de encierro y traslado forzoso: nueve vidas cuya custodia y responsabilidad recaía sobre el Estado. La muerte en el CIE no es una excepción, sino una macabra normalidad. Desde CIEs NO consideramos imprescindible honrar su memoria y poder recordar sus nombres y apellidos:

Osamuyi Aikpitanyi 2007 (durante su deportación; Vuelo Iberia Madrid-Lagos;Nigeria)

Ciudadano nigeriano de 47 años. 2008. (CIE Zapadores. València)

Jonathan Sizalima 2009 (Comisaria extranjeria P.N, BCN)

Mohamed Abagui 2010 (CIE Zona Franca, BCN)

Samba Martine 2011(CIE Aluche, Madrid)

Idrissa Diallo 2012 (CIE Zona Franca, BCN)

Alik Manukyan 2013 (CIE Zona Franca, BCN)

Mohamed Bouderbala 2017 (Cárcel Archidona, Málaga)

Ciudadano Marroquí 2019 (CIE Zapadores, València)

 

Por todo ello, la Campaña por el cierre de los CIEs y el fin de las Deportaciones exige:

 

·       Una investigación immediata, rigorosa y objetiva sobre las circunstancias de la muerte del interno, así como la comparecencia del delegado de Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, para informar al respecto.

·       La identificación de la persona fallecida y medidas de reparación para con su família.

·       El cierre inmediato del CIE de Zapadores y de todos los del Estado español.

 

 

Además, CIEs NO hace un llamamiento  a la movilización:

 

Martes, 16 de julio, a las 19.00 horas, Puerta Azul del CIE de Zapadores, València (Avenida Doctor Waskman, 52-54)

Nou Moles Intercultural

Un año más Candombe vestirá con música y color el barrio de Nou Moles. Grupos folklóricos, juegos para niños, cantautores…. para pasar una tarde amena y divertida en el barrio. No te lo pierdas, un año más te esperamos en Plaza Roma.

Hagamos de Nou Moles un barrio intercultural donde cada persona pueda vivir libremente y ser respetada, sin ser prejuzgada por sus rasgos, sus creencias, su lengua, su identidad.

¡Ven, participa, comparte, debate …!

Nota de prensa ante la llegada del Aquarius a València

Más de una treintena de colectivos sociales valencianos exigen un cambio real de las políticas migratorias

· Los colectivos sociales celebran la llegada a la ciudad de las 629 personas a bordo del buque Aquarius y manifiestan que no puede quedarse en un gesto simbólico

Valencia, 15 de junio de 2018.- Organizaciones sociales valencianas y de defensa de los Derechos Humanos, reunidas en asamblea durante la tarde de ayer, se han pronunciado sobre la llegada del Aquarius a la ciudad. Celebran el gesto de las instituciones de acoger el buque, al que las autoridades italianas y maltesas habían denegado el atraco en sus respectivos puertos, y manifiestan su preocupación ante las declaraciones del Ministro de Interior y la Vicepresidenta del Gobierno.

Ana Isabel Martínez, portavoz de la asamblea, manifestó la “inquietud de los colectivos ante la postura del gobierno español y el posible encierro en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) o, incluso, la deportación” de las personas que llegarán al puerto de Valencia este fin de semana.

El comunicado, fruto de la asamblea realizada, firmado por más de treinta organizaciones sociales, insiste especialmente en la necesidad de un cambio en las políticas migratorias tanto europeas como españolas y solicita “a las Administraciones Públicas y medios de comunicación responsabilidad y respeto hacia las personas que vienen en el barco Aquarius, evitando generar un espectáculo de una situación de emergencia humanitaria”. Del mismo modo, los colectivos resaltan la necesidad del establecimiento de “vías legales y seguras para la llegada de las personas que huyen de la persecución, la guerra y la pobreza extrema”.

Ángela Nzambi, también portavoz de la asamblea, señala que “no podemos olvidar que sistemáticamente se vulneran los Derechos Humanos de las personas migrantes que se encuentran ya en el territorio del Estado español o que llegan a nuestras costas”. Desde las entidades “exigimos al Gobierno español el cierre inmediato y sin condiciones de los Centros de Internamiento de Extranjeros, el fin de las deportaciones y las devoluciones en caliente y la reforma de los procesos de primera acogida”, ha añadido.

Más información y entrevistas:

Ángela Nzambi 654 408 193

Ana Isabel Martínez 657 789 133

MANIFIESTO ANTE LA LLEGADA DEL BUQUE AQUARIUS AL PUERTO DE VALÈNCIA

Ante la situación de emergencia humanitaria generada por el cierre de los puertos italianos y malteses a las 629 personas migrantes recogidas en el mar por las ONG en el buque Aquarius, las organizaciones abajo firmantes, manifiestamos que:

  1. Reconocemos el gesto del Gobierno español de ofrecer el puerto de València para recibir a las personas que viajan en el Aquarius, y la disposición de los Gobiernos autonómicos y locales para acogerlas.
  2. Nos preocupan seriamente las declaraciones realizadas por el ministro del Interior, según las cuales las personas que han sufrido esta travesía podrán ser encerradas a su llegada en los Centros de Internamiento de Extranjeros y deportadas.
  3. Condenamos enérgicamente la decisión del Gobierno italiano de cerrar sus puertos al desembarco de personas migrantes rescatadas por las ONG en el Mediterráneo. La labor que hacen estas ONG es una tarea que deberían atender los gobiernos europeos, por lo que exigimos a todos los Estados miembros de la Unión Europea que abran sus puertos y establezcan vías legales y seguras para las personas que huyen de la persecución, la guerra y la pobreza extrema causadas por las políticas internacionales, que priman sus intereses económicos, comerciales y geopolíticos, generando expolio, explotación y desigualdad en los países del Sur.
  4. Denunciamos el incumplimiento sistemático de los acuerdos internacionales por parte de todos los países de la Unión Europea, incluida España, con sus políticas migratorias, entre otros, la Convención sobre el Estatuto de Refugiados, el Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimo, y el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales.
  5. Exigimos, por tanto, un cambio de las políticas y las normas migratorias de la Unión Europea centradas en el establecimiento de un dispositivo militar y policial para blindar fronteras, y que suponga una reforma del Sistema Europeo Común de Asilo; la suspensión de la firma y los acuerdos de control fronterizo, retorno y readmisión con países que no respetan los Derechos Humanos; y el cumplimiento, revisión y ampliación de las cuotas de acogida de personas refugiadas a las que se comprometieron los gobiernos europeos.
  6. Exigimos al Gobierno español el cierre inmediato y sin condiciones de los Centros de Internamiento de Extranjeros y el fin de las deportaciones y las devoluciones en caliente, así como reformar los procesos de primera acogida para sustituir la burocratización -que genera exclusión social e indefensión- por un sistema que garantice el tratamiento digno de las personas, tenga una auténtica vocación de acogida, e incorpore la perspectiva de género para evitar la vulneración de los derechos de las mujeres, según lo exigen los Convenios de CEDAW y Estambul firmados por España.
  7. Exigimos medidas para el cumplimiento de los tiempos en la tramitación de las solicitudes de asilo, optimizando los protocolos, y dotando de medios y recursos humanos al proceso de integración laboral y social de las personas migrantes y refugiadas.
  8. Exigimos al Gobierno y a las Administraciones Autonómicas y Locales que dialoguen con la red heterogénea de ONG, asociaciones y entidades que trabajan por los derechos y la integración de las personas migrantes y refugiadas, para asegurar que son atendidas con humanidad y profesionalidad, y reducir así el riesgo de exclusión.
  9. Exigimos, asimismo, un cambio en las políticas económicas y comerciales de la Unión Europea que reproducen la desigualdad extrema Norte-Sur, que se ponga fin al negocio de las guerras, y se invierta en reforzar la cooperación al desarrollo para trabajar en las causas que provocan los desplazamientos de las personas refugiadas y migrantes, y evitar que sigan huyendo y perdiendo la vida por el camino.
  10. Solicitamos a las Administraciones Públicas y medios de comunicación responsabilidad y respeto hacia las personas que vienen en el barco Aquarius, evitando generar un espectáculo de una situación de emergencia humanitaria. Asimismo, solicitamos que se ponga en contexto la situación de persecución, guerra y pobreza extrema de la que huyen las personas refugiadas y migrantes, y que informen adecuadamente y con rigurosidad sobre la situación y circunstancias de acogida de las personas desmintiendo informaciones falsas para prevenir discursos xenófobos e irresponsables.

POR UNA EUROPA DE ACOGIDA, LOS DERECHOS HUMANOS NO SE NEGOCIAN

Colectivos firmantes:

Acontracorrent

Alerta Feminista

Alianza por la Solidaridad

Asociación Intercultural Candombe

Assemblea de Cooperació per la Pau – ACPP

Associació Brúfol

Balloona Matata

Caudete se mueve

CCOO PV

CEAR PV

CEDSALA

CIES NO

Círculo Migraciones Podemos

Consejo Interhospitalario de Cooperación – CIC

Coordinadora Valenciana de ONGD – CVONGD

DANDELION

Dones de Xirivella en Acció

Escola Valenciana

Escoles Solidàries

Esquerra Unida PV

Fora de Camp

Intersindical Jove

Justicia Fiscal

Liga española de la educación

Mesa de Entidades de Solidaridad con los Inmigrantes

Mujeres de Negro

Pallasos en rebeldia

Plataforma de refugiados de Vilamarxant

Obrim Fronteres

Obrim Fronteres Castelló

ONGD Casa Camerún CV

ONGI ETORRI

Orriols convive

PAR

Partit Comunista PV

Plataforma CEDAW

Pobresa Zero

Podemos

Psicólogas sin Fronteras

UGT PV

València Acull

València és Refugi