Mi paso por Candombe

Hace año y medio llegué a la asociación Candombe con muchas ganas de encontrar un grupo donde fueran migrantes como yo. Mi gran sorpresa fue que en este lugar desde el primer momento me sentí aceptada y que escuchaban nuestras diferentes historias sin juzgarnos y participado en algunos talleres  y diferentes actividades. Cada vez que voy es una gran sensación de aceptación, calidez humana, empatía… una familia.

En este año he pasado por terribles momentos en mi vida y he sentido ese apoyo. No han dejado que me hunda en una depresión. Rosario y todo el equipo de Candombe han estado pendientes de mí y eso me hace sentir querida y valorada como ser humano.

Para mí, llegar a Candombe fue lo mejor que me pudo pasar. Ojalá que esta asociación siga teniendo estos proyectos que son de gran ayuda para las mujeres migrantes de diferentes nacionalidades, para que otras mujeres como yo puedan participar en estos talleres. Van a ver un gran cambio del antes y después de su paso por Candombe.

Lo que yo siento es puro agradecimiento.

GRACIAS CANDOMBE por todo.

Susy Fernández 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.